Archivo del sitio

Caen las exportaciones en España un – 5,1 % y el déficit comercial en agosto es de – 16.481 millones de euros

exportaciones_agosto2014

Exportaciones españolas en agosto 2014

 Las exportaciones españolas caen un – 5,1 % en el mes de agosto y el déficit se incrementa hasta los – 16.481 millones de euros.

Malos datos, los de las exportaciones españolas, que no veremos con gráficos en el Telediario de TVE. ¿Recordáis tras derby futbolístico que era el crecimiento de las exportaciones era la noticia del día o el propio Rajoy exhibió datos manipulados (ya que no aparecían los crecimientos del año 2010 y 2011) sobre esta cuestión cuando defendía la candidatura olímpica de Madrid 2020?.

No es una noticia que no esperara. ya se lo anticipé al Secretario de Estado de Comercio, García Legaz,  en su comparecencia sobre los datos del proyecto de PGE 2015,  el pasado 1 de octubre. Legaz se negó a reconocer esta posibilidad “como gato panza arriba”, ante la situación económica que el austericidio europeo está provocando frente al crecimiento que se produce en EE.UU.

Aquí tenéis parte del debate y enlace al mismo:

En tercer lugar, en esta misma Comisión le comentaba que dos trenes iban en dirección distinta,Estados Unidos y la zona euro. En la primera comparecencia que tuvo en esta Comisión, Estados Unidos apostaba claramente por el crecimiento, lo mismo que está haciendo el Reino Unido, y la zona euro apostaba por la política de austeridad. Estamos viendo que el peligro que tienen estos presupuestos y la economía española, lo están diciendo ustedes y lo ha dicho esta mañana el gobernador del Banco de España, es qué pasa con la Unión Europea. El problema es europeo. Cuando la economía europea y la española crecen tiene mucho que ver con el contexto europeo. Si el contexto europeo se retrae, lo vamos a notar. Esperemos que esto no sea así también en las exportaciones.

En cuarto lugar, me gustaría preguntarle si son suficientes estas cuentas cuando sube el déficit comercial y cae el comercio interior, que eran los dos motores del crecimiento. Hemos visto que caen las exportaciones en los últimos seis meses del año 2013 un menos 5,3 % y en el último trimestre caen
menos 11,9 %. Caen también las importaciones y se incrementa el déficit comercial según el último dato publicado en menos 11.883 millones de euros que era exhibido como una fortaleza de la economía española. Figura en la página 5 del informe mensual de comercio exterior.

Tengo que decir también que quizá tengan ustedes ya que corregir tanto el “informe económico” (proyecto PGE 2015),  como el presupuesto porque la nota de prensa del día 29 de septiembre de 2014, con las nuevas medidas que se recogen, nada tiene que ver con el texto que aquí se publica, porque son nuevas medidas que hacen un análisis distinto, precisamente, por las nuevas circunstancias que se plantean”

Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados. Comisión de Presupuestos, 1 de octubre de 2014

Anuncios

#PactoSocialEuropeo – 10 propuestas para el cambio de politicas en la UE

pacto_cohesion

 Los y las socialistas proponemos un nuevo pacto para cambiar las políticas y ayudar a las personas.

 Propuestas y alternativas, en eso estamos en el PSOE.

Nos adelantamos al encuentro entre Rajoy y Merkel y les exigimos un cambio radical de la política europea.

 Pedro Sánchez ha presentado el decálogo para un cambio en la política de la UE que “defienda la economía social de mercado, que reindustrialice España y Europa, que cree empleo juvenil y apueste por la negociación colectiva y similar protección laboral”.

 

 

 

 1º- El pleno empleo y la estabilidad de precios, un doble objetivo del BCE. La debilidad de la zona euro se explica por una menor expansión monetaria y unas mayores dificultades en el mecanismo de transmisión de la política monetaria. Necesitamos un mayor impulso monetario por parte del BCE, incluyendo la compra de deuda pública y privada (QE), acompañado de un objetivo de inflación más elevado para la zona euro, con carácter transitorio, que incluya precios y salarios, que posibilite un más rápido desendeudamiento público y privado y facilite el crecimiento del consumo. Con deflación es imposible el desendeudamiento.

2º. Un verdadero mercado europeo de trabajo. La tasa de paro es uno de los factores diferenciales de la economía europea frente a otras áreas del mundo. Se debe dar un impulso decidido al diálogo social y a la negociación colectiva a nivel europeo, favoreciendo la puesta en marcha de un verdadero mercado europeo de trabajo, que incentive la movilidad laboral en el continente y promoviendo que los trabajadores puedan instalarse en cualquier punto de Europa sin perder derechos laborales. Para ello es necesario permitir la total portabilidad de las cotizaciones y derechos de pensiones en toda la Unión Europea, así como enmiendas a la Directiva sobre Trabajadores Desplazados para evitar el dumping social y el abuso sobre este tipo de trabajadores.

3º. Plan de empleo juvenil europeo para jóvenes menores de 30 años. Europa debe luchar de forma más contundente contra el paro juvenil, volcando mayores recursos económicos. Es necesario un verdadero plan de empleo juvenil europeo, que incluya la formación de jóvenes hasta los 30 años, aumentando los recursos para el Programa de Garantía Juvenil y crear un fondo específico para el desarrollo de políticas activas de empleo para aquellos países de la UE que superen el 15% de tasa de desempleo.

 4º. Plan de crecimiento de las Pymes europeas. La definición de unos sectores estratégicos, el impulso a la política industrial y un plan público de infraestructuras pueden generar un entorno económico favorecedor de creación de empresas privadas y su crecimiento. Hay que eliminar las barreras que impiden la creación de empresas y su establecimiento en otros países. En particular, en Europa nos encontramos con un excesivo peso de las micro- empresas, cuyo escaso tamaño impide abordar su internacionalización y llevar a cabo políticas de innovación empresarial. Por ello, se requiere un plan de crecimiento de las Pymes europeas que facilite la fusión de empresas de menor tamaño tanto dentro de cada país como entre pymes de diferentes estados miembros. El plan también debe incluir facilidades de financiación en el crecimiento orgánico de las empresas y un apoyo a su internacionalización en terceros países.

 5º. Reindustrializar Europa. Es necesaria una auténtica política industrial y tecnológica europea, incluyendo un programa de compras públicas (public procurement), el apoyo financiero a las empresas exportadoras (mediante avales públicos), incentivos para las fusiones de PYMES intra-europeas y su internacionalización fuera de la UE, y la definición de una lista de sectores estratégicos europeos, más allá del aeronáutico y automóvil, así como un impulso a los programas europeos de inversión en I+D+i, con participación pública y privada.

6º. Por una política energética europea. Europa sufre de déficit comercial energético y de dependencia energética, ambos verdaderos lastres para un mayor crecimiento de la eurozona. Por ello, es necesaria una auténtica política energética europea que incluya: interconexiones eléctricas y de gas, una única voz en la negociación de los precios con los principales suministradores de gas hacia Europa, una política de ahorro y eficiencia energética que facilite la rehabilitación energética de los edificios públicos, favoreciendo la expansión sostenible del sector de la construcción.

Asimismo, se debe contemplar un plan de electrificación inteligente de la economía europea, que permita un ahorro en las importaciones de petróleo y gas, posibilite una expansión razonable de las energías renovables y permita luchar eficazmente contra el cambio climático, el cumplimiento de los objetivos de emisiones de CO2 sin poner en riesgo la  competitividad de nuestra industria.

7º. Inversión en infraestructuras productivas. La competitividad exterior y la productividad de nuestras economías también requieren un programa de inversión en infraestructuras productivas que incluya los corredores ferroviarios y marítimos para las mercancías, su interconexión europea y la inversión en mantenimiento de las infraestructuras de transporte existentes. El programa puede movilizar 300.000 millones de euros en tres años, con aportaciones del BEI, del presupuesto comunitario y abierta a la aportación de otros fondos soberanos y privados. Asimismo, las aportaciones nacionales para financiar estas inversiones no computarían en los objetivos de déficit público (“regla de oro”).

 8º. Crear la unión bancaria. Un crecimiento económico sólido requiere de financiación adecuada. La recuperación del crédito a la economía europea, exige la finalización del saneamiento financiero y la eliminación de las barreras que han retrasado el desarrollo de la unión bancaria y el establecimiento de un supervisor único europeo con un mecanismo de resolución único financiado con un Fondo de Garantías de Depósitos Europeo. Además, hay que acabar con la fragmentación financiera en la zona euro, lo cual exige poner punto y final a las normas nacionales que impiden o dificultan la concesión de préstamos transfronterizos.

 Finalmente, se deben potenciar mecanismos de financiación alternativos, para reducir la excesiva dependencia de la financiación bancaria que existe en Europa.

 9º. Un verdadero presupuesto europeo. La política fiscal, como las políticas monetaria y cambiaria, ha sido otro factor diferencial que explica el pobre desempeño de la zona euro frente a otras áreas económicas. Europa se ha limitado a exigir objetivos y reglas de cumplimiento fiscal a los países miembros, olvidando la importancia de la dimensión europea de dicha política. Por ello, se necesita un reforzamiento de la política fiscal europea, que contemple, por una parte, la lucha contra los paraísos fiscales, incluyendo un procedimiento común para compartir los datos fiscales y, por otra, el establecimiento de un instrumento fiscal para el euro que actúe como estabilizador económico y que esté dotado a medio plazo con el Impuesto de Transacciones Financieras Europeas.

Los socialistas apoyamos la creación de un Fondo Europeo de Amortización de Deuda, tal y como propuso el Consejo Alemán de Asesores Económicos de la Canciller Merkel. Dicho Fondo emitiría de forma temporal deuda conjunta a corto plazo con el fin de rebajar los niveles de deuda hasta el 60% del PIB.

10º. Depreciación del euro. No hay razón que justifique que la zona euro tenga el crecimiento económico más bajo y la divisa más fuerte de la economía global. Desde que se creó el euro hace 15 años, su cotización promedio frente al dólar ha sido de 1,20. Sin embargo, en los dos últimos años apenas ha bajado de 1,35. Pedimos que el objetivo del BCE, de la Comisión Europea y de todos los estados miembros, sea la significativa depreciación del euro frente al dólar y otras divisas, para corregir su sobrevaloración e impulsar las exportaciones de la zona euro.

 La crisis y la globalización sitúan a la Unión ante un dilema: reformarse o decaer, ser un agente del cambio o soportarlo pasivamente. Conocemos nuestros problemas, sabemos que hay respuestas, lo que no hay es el necesario liderazgo político.

Por eso los socialistas creemos que necesitamos un cambio radical en la política económica europea. Urge construir entre todos, sociedad y políticos, un nuevo pacto social europeo por la competitividad, el trabajo y la cohesión social. Un nuevo Pacto que fortalezca la economía social de mercado.

Cambiar las cosas yendo a la raíz de los problemas, fue el sentido de una Unión levantada sobre las cenizas de la confrontación; “Que nadie pueda decir que hemos pecado de falta de audacia”, pedía entonces Paul Henri Spaak. Hoy ser fieles a esa Europa nos exige corregir todo aquello que no funciona para poder preservar lo que funciona. Ya no es suficiente con creer en Europa.

Europa sólo avanzará si la transformamos entre todos.

Desde el PSOE en el Congreso nos opusimos a la privatización de CESCE: aval del Estado a las exportaciones

flm_foto_veronica_povedano

Imagen previa a mi intervención en el Pleno del Congreso de los Diputados. Fotografía de Verónica Povedano

Os facilito mi intervención en el Pleno del Congreso de los Diputados el pasado día 21 de noviembre, defendiendo la Enmienda a la Totalidad para evitar CESCE, organismo público que avala a las empresas españolas en sus exportaciones se privatice.

Insertaré un enlace del debate completo en este espacio, una vez esté disponible en la web del Congreso.

Intervención literal

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor ministro.

A este proyecto de ley se ha presentado una enmienda a la totalidad de devolución. Para la defensa de esa enmienda presentada por el Grupo Socialista, tiene la palabra el señor Lavilla.

 El señor LAVILLA MARTÍNEZ: Muchas gracias, señor presidente.

Señor ministro, casi comienzo por el final. Ahora tenemos un servicio público de financiación y aunque en la ley no está muy claro -muchos grupos a lo mejor no se han enterado, ya veremos lo que votan al final en el proyecto de ley-, en lo que usted, el Gobierno y el Partido Popular lo quieren convertir es en una concesión para prestar ese servicio, es decir, una privatización de CESCE; hablemos claro, porque en el proyecto de ley esto no se aclara. Por eso, el Grupo Socialista ha presentado esta enmienda a la totalidad, que defiendo en su nombre, al proyecto de ley sobre cobertura por cuenta del Estado de los riesgos de la internacionalización de la economía española con una apariencia técnica que lo que esconde es la privatización de CESCE , digámoslo claro.

Lo primero que nos tenemos que preguntar son cinco cuestiones fundamentales y una conclusión a la que luego llegaremos. ¿Qué es CESCE? El segundo punto es qué papel juega en nuestra economía y su funcionamiento hasta la actualidad. En tercer lugar, si privatizando este instrumento se apoya más o se perjudica a las empresas españolas que operan en el exterior. En cuarto lugar, por qué nosotros consideramos desde el Grupo Parlamentario Socialista que Cesce debe seguir siendo público para apoyar mejor a nuestras empresas. En quinto lugar, analizaremos de forma transversal el papel del Gobierno en este contexto, en la manipulación que se realiza de las exportaciones, como luego le demostraré y a las que usted también ha hecho referencia. Porque, señor ministro -digámoslo claro-, exportamos más, las empresas exportan más a pesar del Gobierno. Recuerde lo que le digo: exportamos más a pesar del Gobierno, porque  ahora apoya menos a las empresas.

Contestando a la primera cuestión, qué es CESCE, le diré que Cesce es la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación que constituye un instrumento público que ofrece sus servicios con el fin de proteger contra el riesgo de impago a las empresas españolas en la actividad exportadora y en la internacionalización. Resumiendo, es el apoyo del Estado para que nuestras empresas tengan ese aval público, cubriendo y asegurando sus riesgos, y dando seguridad, señor ministro, fuera de España. He hablado con varias empresas que exportan y les he preguntado: ¿Cómo veis esto de privatizar Cesce? Es verdad que yo no puedo hablar con todas las empresas de este país pero créame, señor ministro, que he hablado con varias y de varios lugares de España, y piensan que es mucho mejor que siga siendo pública; se sienten más seguras, se sienten más protegidas. El Grupo Parlamentario Socialista coincide con estas empresas y por eso ayer en la Comisión de Economía y Competitividad el problema del crédito fue el tema monocorde. De hecho, ustedes tumbaron un montón de iniciativas del Grupo Parlamentario Socialista en esta dirección. Tras el rescate bancario provocado por el fiasco de Bankia -hay que recordarlo, Bankia es el que provoca el rescate financiero-, hemos visto que España regala, en contra de lo dicho por el presidente del Gobierno, la vicepresidenta del Gobierno, usted y el ministro de Hacienda, 37.000 millones de euros a la banca pero los créditos no llegan a las empresas. Entonces nosotros nos preguntamos: ¿Por qué privatizar una herramienta que, como veremos, se ha demostrado eficaz para apoyar la inversión española en el extranjero y nuestras exportaciones? Solo hay un motivo: hacer caja. Ya está. Es verdad -y lo reconocemos en el proyecto de ley- que tiene un plazo para no malvender -y se lo reconocemos también- pero es hacer caja.

¿Qué papel juega en nuestra economía y en su funcionamiento en la actualidad? CESCE es una empresa con mayoría pública -usted lo ha dicho-, rentable al ofrecer beneficios durante casi todos sus años de existencia. En el año 2011 -lo recuerdo por lo de la eficacia en la gestión, es verdad que hay muchas variables pero lo tengo que recordar- cerró con 43 millones de beneficios antes de impuestos; en el año 2012 cerró con 20 millones y las previsiones para 2013 y 2014 son optimistas, según declara el director del área de operaciones por cuenta propia de Cesce. A esto debemos añadir la inmensa solidez financiera de que dispone Cesce, señor ministro; exactamente 320,1 millones de euros de fondos propios, según las cuentas oficiales cerradas en el año 2012. Para quien compre Cesce es un chollo; sabe que recuperará inmediatamente su inversión al disponer de rentabilidad garantizada y poder recuperar su inversión con los fondos propios de la compañía cuando estime oportuno. Pero lo que nos tenemos que preguntar es  si  es un chollo para las empresas. La respuesta por nuestra parte es  no. Este apoyo público a las empresas hace que se sientan cómodas y creemos que no se avanza en la buena dirección. Tenemos que decir también, señor ministro, que Cesce no le cuesta un euro al Estado, no le cuesta nada. Los Presupuestos Generales del Estado no aportan una sola cantidad para el funcionamiento de la compañía. El apoyo a las empresas españolas asciende en el año 2012 a 165 millones de euros; es verdad que un 13% menos que en el año 2011, pero eso también obedece a una gestión y a una coyuntura internacional que no da tiempo a analizar en este momento. Ofrece títulos de liquidez, fondo de apoyo a las empresas.

         Tercer punto.   ¿Privatizar CESCE es mejor o peor para nuestras empresas y para el país? Las empresas que hemos podido consultar prefieren al Estado como aval en sus inversiones antes que a una entidad privada. Además, la entrada previsible de una aseguradora espantará a las entidades privadas bancarias, que ahora son accionistas que también están participando, puesto que no tendrá sentido su presencia. Estamos hablando del Banco de Santander, con  un 21%; BBVA, con  un 16%; otros bancos donde predomina La Caixa, con  un 8,48% ;  y las aseguradoras,  con  un  3,9%. Con las intenciones del Gobierno estos inversores desaparecerían y solo quedaría una aseguradora previsiblemente. Por  tanto, más fragilidad y más inseguridad para nuestras empresas, que ahora se sienten cómodas con el aval del Estado. Cesce no es solo una empresa, es un grupo en crecimiento, con presencia lógica en España pero también en Portugal y en ocho países de Latinoamérica. Hablemos claro, no se pierde capital en esta empresa pública; se está perdiendo un grupo empresarial esencial en la exportación española,  con presencia en el seguro del crédito y en Latinoamérica;   también  la información comercial y financiera a las empresas en  varios  países; presencia en diez países en Europa y Latinoamérica; más de 43.000 millones de euros en riesgos concedidos; más de 130.000 clientes; 1.600 empleados, señor ministro, que no se ha referido para nada a ellos; empleados cuyos representantes están hoy aquí en el Congreso de los Diputados y aprovecho para saludarles y decirles que estamos con ellos.

¿Por qué abandona el Estado  un grupo empresarial que no le reporta gasto alguno, ayuda a nuestra exportación y hace crecer a nuestras empresas, que lleva obteniendo resultados positivos como le he demostrado año tras año? El Gobierno del PP deja sin destino ni dirección, a la deriva, a un grupo empresarial rentable y viable y además perjudica a nuestras exportaciones. Si queremos mejorar la gestión de Cesce y llevarlo a niveles superiores a los de 2011, mejoremos la gestión, cambiemos a los gestores si no gestionan bien, hagamos lo que tengamos que hacer. Se puede gestionar bien desde lo público. No hay ninguna razón, salvo hacer caja, para privatizar. Y los riesgos para las empresas son obvios. Estamos viendo qué les está pasando a las empresas de este país, señor ministro, que no obtienen financiación. Este país, con sus impuestos y sus recortes, ha hecho un sacrificio de 37.000 millones y el crédito no fluye a las empresas. ¿Por qué tocar algo que funciona bien y no le cuesta nada al Estado? Es una entidad que no le cuesta un euro al Estado, apoya bien a nuestras empresas en el exterior y encima es rentable. ¿Por qué privatizarlo?

         Cuarto punto. ¿Por qué CESCE debe seguir siendo pública y esta ley no debe salir adelante? El Estado no puede abandonar a una empresa esencial en un sector de nuestra economía que necesita más que nunca del Estado para seguir reforzándose. Si es tan importante  Cesce  -lo ha dicho el propio secretario de Estado de Comercio- y su valía en ser garantía para nuestras empresas, ¿por qué lo privatizamos ahora? ¿Qué garantías ofrece el Gobierno para el futuro de CESCE, para las empresas, para sus trabajadores, para su propio funcionamiento? Desde el Grupo Parlamentario Socialista entendemos que la privatización obedece solo a la avaricia del Gobierno por hacer caja aun a costa de tocar un sector que se ha demostrado eficaz en este momento.

         evolucion_exportacionesEl quinto punto que quiero exponer, señor ministro,  aparece  reflejado  en  este  gráfico (Muestra  un  gráfico)    -como  hay  una  manipulación  increíble  en  Radiotelevisión Española   no  sé  si  lo  va  a  sacar,  pero  lo quiero dejar claro   en el debate para luego preguntarle a Echenique por qué no saca el gráfico bien-; las empresas exportan más a pesar del Gobierno pero el crecimiento en la exportación, señor ministro,  es inferior con el Partido Popular. Las barras rojas indican las exportaciones en la etapa de Gobierno socialista -no nos conformamos con esto, siempre hay que aspirar a más- y las barras azules las exportaciones -actualizado el 6,8 último- con el Gobierno del Partido Popular. Un 6,8 frente a un 16 y un 15%, señor ministro. Digámoslo todo y digámoslo claro. Es verdad que importamos menos y habría que ver si importamos menos porque el mercado interior se está hundiendo. No está  dentro  del debate de este proyecto de ley, pero, ya que usted se ha referido a ello, le digo que no exportamos al ritmo que se estaba exportando en el año 2010 o en el año 2011, sino que lo hacemos a un ritmo menor, pero esto no sale en Televisión Española. En Televisión Española cogen solo el corte de los dos años  y  parece que nos disparamos en las exportaciones. Pues no, señor ministro, este es el gráfico. (Aplausos).

          Año 2012. Un 34% menos a  las exportaciones de nuestras empresas en los Presupuestos Generales del Estado. Datos del presupuesto de 2011: apoyo a las empresas, 591 millones de euros. Presupuestos Generales del Estado del año 2014: 462 millones, un 21,8%. Hay que decirlo claro. Las empresas exportan a pesar del Gobierno. El Gobierno apoya menos a las empresas, y si las apoyamos más recaudaremos más y tendremos más ingresos para poder invertir en otras materias. Las empresas españolas, evidentemente, necesitan el apoyo del Gobierno, así como que Cesce siga siendo público. El retroceso, la competitividad, está claro que no se puede conseguir con una remuneración salarial decreciente, como el menos 3,9 que hemos tenido en el año 2012. Tenemos que apostar por la competitividad, señor ministro.

         En conclusión, el Partido Socialista apuesta por la gestión pública de CESCE. Si hay algo que ha puesto en valor la crisis financiera internacional que se inicia con la quiebra de Lehman Brothers, cuarto banco de inversión en Estados Unidos, tras declararse en quiebra el 15 de septiembre de 2008, ha sido la necesidad de intervención de los poderes públicos para regular mejor los mercados. Ante  los  riesgos  de  impago que  han  tenido  las  empresas invirtiendo  fuera  de  España  e  internacionalizando nuestra  economía, Cesce  se  ha  demostrado  eficaz y rentable para el Estado. Por ello, desde el Grupo Parlamentario Socialista consideramos que la solución pasa por mejorar la gestión pública de la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación, Cesce, que se ha demostrado históricamente altamente rentable, dando seguridad a nuestras empresas, así  como  recuperar la cuota de mercado que nunca se debió perder. No hay que huir de esa responsabilidad  privatizando -ya vemos luego lo que pasa en Madrid con las basuras- y justificando hacer caja a riesgo de una menor cobertura a las empresas españolas que internacionalizan su actividad.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Grupo Parlamentario Socialista rechaza el proyecto de ley sobre cobertura por cuenta del Estado de los riesgos de la internacionalización de la economía española, lo que motiva la presente enmienda a la totalidad de devolución al Gobierno, para  la  que  pedimos el  apoyo  de  todas sus señorías. Y como tengo la oportunidad, señor ministro, de  pedirle  algo  desde esta tribuna,  le pido que apoye  a  las  empresas como  mínimo al mismo nivel  que en el año 2011 y también que los pocos presupuestos que tiene para apoyar a nuestras empresas los ejecute. ¿Sabe usted cuánto ejecutó el Gobierno en el año 2012 del presupuesto previsto de  apoyo a las empresas? Solo el 63%,   como si no necesitasen apoyo nuestras empresas. Por todo lo dicho, señorías, pedimos el voto en contra de este proyecto de ley y también,  señor ministro,   como  decía  anteriormente, más apoyo para exportar, porque las empresas exportan a pesar del Gobierno.

Muchas gracias. (Aplausos).

Información complementaria:

2007

2008

2009

2010

2011

2012

2013 (*)

Exportaciones

8,6

2,3

-15,5

16,8

15,2

3,8

6,6

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Lavilla.

El Gobierno del PP ha recortado un 34,75 % las ayudas al comercio interior y aprobó una ley para terminar de hundirlo

Evolución del dinero destinado a "comercio interior" en los PGE

Evolución del dinero destinado a “comercio interior” en los PGE

Pese a las nuevas medidas anunciadas para el comercio interior, el Gobierno del PP ha recortado un 34,75 % las ayudas en los PGE, aprobó la  Ley 12/2012 y medidas que han hundido el consumo

Este Gobierno que ha recortado el 34,75 % el presupuesto de apoyo en los PGE al comercio interior, y que aprobó una ley que atacaba al pequeño comercio, y además aprueba medidas “austericidas” que hunden la demanda y por tanto el consumo;  ahora, viendo la realidad de esta caída, el Gobierno trata de “camuflar” con el anuncio de nuevas medidas para apoyar al pequeño comercio.

Bienvenidas sean las ayudas, pero ya advertimos en la tramitación que los 300 libres para instalar “comercios express” se ampliarían. Así es, ahora pasa a 500 metros, ¿quién gana con esto?.

En la tramitación legislativa  del RD 19/2012 de liberalización del comercio a través de la “Ley 12/2012, de 26 de diciembre, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios” ya advertimos en el debate parlamentario, celebrado en la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso de los Diputados el pasado 15 de noviembre de 2012, lo siguiente:

Desde el Grupo Parlamentario Socialista hemos presentado, como decía mi compañera Puerto Gallego, una alternativa al proyecto de ley denominado de liberalización del comercio.

Este proyecto de ley no da respuesta a los problemas del comercio en nuestro país.

En el mes de septiembre, señorías, la caída de ventas ha sido del 12,6 %. Yo anticipé el pasado día 17 de abril al secretario de Estado de Comercio que no íbamos por el buen camino. Estamos peor que hace un año y el Gobierno nos lleva por la dirección equivocada. Tenemos más paro, más deuda, más recesión, pero hay alternativas. En el marco en que se ubica el presente proyecto de ley ocho razones nos justifican esa petición de cambio de dirección y otra alternativa. En primer lugar, este proyecto de ley no cumple con los compromisos electorales del Partido Popular; en segundo lugar, se practica la imposición inicialmente vía real decreto-ley; en tercer lugar, caen las ventas; en cuarto lugar, el comercio no es una prioridad dada la reducción del 34% en el apoyo presupuestario; en quinto lugar, falta un equilibrio entre agilidad y garantía a los derechos de los ciudadanos para primar a los que no cumplen, aunque aquí en este punto hemos alcanzado un acuerdo, una transaccional que podría subsanarlo; en sexto lugar, hay escasez de medios para poder cumplir con la supervisión de las declaraciones responsables; y en séptimo lugar, hay una clasificación desordenada e incoherente de las actividades incluidas en la declaración responsable. 

Este proyecto se enmarca dentro de una acción del Gobierno y por eso reiteramos que las medidas que se adoptan van en una dirección equivocada y no se corresponden con los compromisos electorales asumidos. Hemos dicho también que se practica la imposición por vía de real decreto-ley, a lo que hay que sumar la inseguridad jurídica. Se legisla a golpe de real decreto. Concretamente, señorías, llevamos veintisiete reales- decretos; este es uno, aunque es verdad que se ha tramitado después como proyecto de ley, pero genera inseguridad porque el real decreto está en vigor. Estamos peor que hace un año y el Gobierno nos lleva en esa dirección equivocada. 

Esta normativa se ha demostrado claramente insuficiente, porque está en vigor y las ventas han caído, insisto, un 12,6% en septiembre, la caída más elevada del periodo de crisis, que ha coincidido con la subida del IVA y que se agravará a final de año con la eliminación de la paga a los funcionarios; no da respuesta a las necesidades del sector comercial y no va en nuestro ordenamiento jurídico, ya que muchos ayuntamientos, a partir de la modificación de la Ley de Bases de Régimen Local, realizada por la Ley de Economía Sostenible, ya habían superado esta medida con creces y sin necesidad de una norma básica como esta, como es el caso de Madrid, Barcelona o Valencia. El comercio -como decíamos- no es una prioridad con esa caída del 34 % en el apoyo.

Hemos resuelto en el punto 5º parcialmente el equilibrio entre la agilidad y la seguridad jurídica con una propuesta de transacción que hemos recibido del Grupo Popular sobre la base de las enmiendas números 29 y 33 del Grupo Parlamentario Socialista. La escasez de medios para poder cumplir la supervisión, a la que se refería mi compañera, de las declaraciones responsables es una fuente también de inseguridad jurídica. La clasificación desordenada pedimos que se ordene en una enmienda, concretamente la número 28, dando participación a todo el sector. También denunciamos en el punto 8º una arbitrariedad, puesto que tendremos diecisiete sistemas de comercio distintos, porque la disposición final séptima y la disposición final octava permiten al Gobierno o a las comunidades autónomas variar los 300 metros que como máxima superficie se ubican en el proyecto de ley.

El Grupo Parlamentario Socialista ha planteado un conjunto de enmiendas que proponen una visión integral de la economía para generar mayor seguridad jurídica, requisito necesario para invertir, modernizar y crear empleo, para facilitar el inicio de la actividad económica pero manteniendo la cautela en los ámbitos que afecten la salud, la seguridad pública y el medio ambiente, en definitiva, hay que regular con garantías, porque ambas cosas no están reñidas. Enmiendas también para favorecer la seguridad jurídica y evitar la arbitrariedad unilateral, ya sea del Gobierno o de las comunidades autónomas, y para realizar un listado de actividades amparadas por esta medida liberalizadora con la participación de todos los sectores que sea coherente; equilibrar la agilidad en el inicio de la actividad económica con un régimen sancionador para fomentar la responsabilidad y evitar perjuicios colaterales al ciudadano y crear un registro público en Internet que nos parece muy importante, un registro transparente de los prestadores que faciliten firmas de declaraciones responsables, donde aparezcan las sanciones que se les hayan aplicado, porque esto es un efecto disuasorio importante.

Quiero destacar y hacer constar, aunque mantenemos una alternativa diferente, la buena disposición de la ponente del Grupo Popular, Belén Juste, independientemente de lo que ha sido posible avanzar -podríamos haber avanzado más-; su buena disposición personal, aunque probablemente por causas ajenas a su voluntad no hemos conseguido llegar más allá. En relación con las enmiendas de otros grupos, nosotros, en el año 2010, conseguimos un acuerdo, donde estaban prácticamente todos los grupos, en el denominado Pacto de Soria.

Termino anunciando el sentido de nuestro voto a todas las enmiendas. Del Grupo Mixto apoyaremos la número 42, nos abstendremos en la 46, 47 y 52 y votaremos en contra de la 48, 50, 51 y 53. Del Grupo de UPyD apoyaremos las números 1, 2, 7, 8, 9, 10, 39, 40, 43 y nos abstendremos en la 5 porque consideramos que la enmienda 34 del Grupo Parlamentario Socialista es más completa. Del Grupo de La Izquierda Plural apoyaremos la número 12, que es similar a la número 27 del Grupo Parlamentario Socialista, y las números 15, 16, 18, 19, 20, 21, 22 y 23 y nos abstendremos en las números 11, 13 y 17. De Convergència i Unió apoyaremos las números 54, 55 y 61 y nos abstendremos -si hubiéramos liderado el proyecto podríamos haber llegado a acuerdos probablemente en muchas de ellas- en las números 56, 57, 58, 59, 60, 62, 63 y 64. Y del Grupo Popular apoyaremos las números 44, 45 y 49, nos abstendremos en la 46, 47 y 52 y votaremos en contra de la 48, 50, 51 y 53, dado que el Grupo Popular ha incluido la mayor parte de sus enmiendas en el trámite de ponencia.

Termino ya. Por las ocho razones que justifican un cambio de rumbo y los seis pilares que justifican nuestra alternativa, sobre los que se basa un modelo distinto que genere más empleo, más actividad, que sea más equilibrado entre agilidad y responsabilidad y logre más seguridad jurídica, votaremos en contra de este proyecto de ley”

Diario Sesiones Congreso de los Diputados Comisión de Economía y Competitividad del 15 de noviembre de 2012

Por si fuera poco, en la pasada comparecencia del Secretario de Estado de Comercio,  Jaime García Legaz, le cuestioné en el debate parlamentario mantenido el pasado día 22 de mayo de 2013, en su comparecencia en la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso,  que no hubiera dicho ni una sola línea referida al comercio interior, muy justificado, puesto que la caída de las importaciones se debe, principalmente, a la caída de la demanda y el hundimiento del consumo.

Podéis ver aquí el debate el pasado 22 de mayo de 2.013 en el Congreso de los Diputados en la Comisión de Economía y Competitividad.

La cuarta pregunta que le hago es por el hundimiento del comercio interior. Me refiero a ello porque me ha sorprendido que siendo usted el secretario de Estado de Comercio Interior y Exterior —y todo está muy vinculado porque hablamos de importaciones y exportaciones y las importaciones tienen que ver con el mercado interior— no haya dicho ni una palabra del comercio interior. El comercio interior se está hundiendo. Ya sabemos por el telediario que en el partido de Madrid todos los datos fueron maravillosos.

¿Y qué pasa con el comercio interior y la caída de las importaciones? ¿Reconoce el fracaso de la Ley de Comercio? ¿Recuerda el debate que tuvimos sobre la Ley de Comercio y la necesidad de incrementar el consumo bajando impuestos y aplicando políticas de crecimiento, como le venimos insistiendo desde el Grupo Parlamentario Socialista? Por cierto, figuraba en su programa. Supongo que conoce a don José María Aznar. Lo tenemos aquí. (Muestra una fotocopia del periódico El Mundo). Plantea que hay que bajar impuestos ahora y que se cumpla el programa del PP. Si leemos el «Diario de Sesiones», nos gusta que Aznar coincida con nosotros y no a la inversa, porque está en el «Diario de Sesiones» lo que venimos  planteando desde el primer día. Dice: «El expresidente propone una reforma fiscal profunda que acabe con el castigo a las clases medias». Nosotros lo venimos diciendo desde hace mucho tiempo, porque si no el consumo está hundido”

 Congreso de los Diputados en la Comisión de Economía y Competitividad, comparencia Secretario Estado Comercio

A %d blogueros les gusta esto: