Extracción de gas por fractura hidráulica: el PP “cuela” su legalización tumbando todas las iniciativas contrarias de la oposición

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nacimiento del río Duero en Urbión (Duruelo de la Sierra)

Nota de prensa

Toda la oposición trató de evitar, vía enmiendas a la totalidad, la “treta” del PP de colar en el “Proyecto de Ley para la garantía del suministro e incremento de la competencia en los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares” la legalización de la fractura hidráulica o frackin en una ley eléctrica para Canarias y Baleares que nada tiene que ver con esta técnica

 El Grupo Parlamentario Socialista presentó una enmienda a la totalidad del citado proyecto de ley con un texto alternativo

 El rechazo al proyecto de ley del PP, vía enmienda a la totalidad, tuvo un respaldo de  145 votos (oposición) , frente a la mayoría absoluta del PP que lo rechazó con 173 votos y dos abstenciones

Madrid, 10 de abril de 2013.-   El diputado del PSOE por Soria, Félix Lavilla, lamenta que el PP, con una “treta parlamentaria”, haya incluido la legalización de la extracción de gas por “fractura hidráulica”, que afecta de lleno a la provincia de Soria, incluyendo dos disposiciones finales en una ley que nada tiene que ver con esta cuestionada técnica de extracción de gas, sucedió en el “Proyecto de Ley para la garantía del suministro e incremento de la competencia en los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares”:

El rechazo, por diversas iniciativas parlamentarias, de la oposición al fondo y a la forma de esta tramitación parlamentaria se encontró con la mayoría absoluta del PP en el Congreso que tumbó todas las iniciativas de la oposición.

Según Lavilla, “sorprende y mucho, que tantas solicitudes de permisos para extracción de gas reventando nuestro subsuelo, con las graves consencuencias (no evaluadas) que podría tener, no solo le de luz verde el Gobierno del PP y su mayoría absoluta en el Congreso, es que lo haga de “tapadillo” y con toda la urgencia en un texto que nada tiene que ve con esta técnica, sometiéndose a los intereses de las compañías petrolíferas y gasísticas interesadas en tener barra libre. Hasta ahora no estaba regulada esta nueva técnica en la Ley de Hidrocarburos, una vez finalice la tramitación parlamentaria, si estará legalizada con una absoluta falta de impunidad, puesto que sin más requisito, tendrán que presentar una Declaración de Impacto Ambiental, algo obvio, por afectar al territorio dónde se aplique pero que de momento no contaba con cobertura legal. Soria y los territorios afectados van a estar más atados de pies y manos frente a los intereses privados de las compañías, que sin límite alguno, podrán actuar

El Grupo Parlamentario Socialista, no solo se opuso al proyecto de ley del PP, además presentó un texto alternativo al conjunto del texto y en el apartado concreto de la fractura hidráulica figuraba:

“En duodécimo lugar y por último, ante los contenidos de las Disposiciones Finales Segunda y Tercera, rechazamos la utilización de este Proyecto de Ley para lamodificación de la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del sector de hidrocarburos o para la modificación del Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectosy todo ello para dar cobertura entre otras, a las técnicas de fracturación hidráulica,socialmente muy controvertidas, que deberían ser objeto de un texto legislativosingular y que no guardan la más mínima vinculación con la intencionalidad de esteProyecto de Ley”.

 www socialistasdelcongreso.es

Se trataba de “separar” el suministro de energía a las islas con dar luz verde a una técnica controvertida de extracción de gas que está, por ejemplo, prohibida en Francia y podría prohibirse en Reino Unido y Alemania (entre otros países).

El ministro en la presentación del proyecto se refería brevemente a ello, sin profundizar en la técnica, ni sus posibles efectos, centrándose, en exclusiva en un tema competencial:

“Finalmente, quisiera hacer una consideración sobre la fracturación hidráulica, aspecto al que me refería con anterioridad. En modo alguno el Gobierno pretende con esta disposición entrar en competencias que por normativa existente corresponden única y exclusivamente a las comunidades autónomas. Por tanto, en cuanto a las tecnologías de fracturación hidráulica exclusivamente en el ámbito de su territorio, serán las comunidades autónomas las que lleven a cabo las autorizaciones de exploración y también los permisos de investigación.  Ahora bien, corresponderán en esta materia a la Administración General del Estado las autorizaciones de exploración y permisos de investigación que afecten al ámbito territorial de más de una comunidad autónoma y en todo caso el otorgamiento de las concesiones de explotación”

” Disposición final segunda. Modificación de la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del Sector de Hidrocarburos.

Se añade un apartado 5 en el artículo 9 de la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del Sector de Hidrocarburos, con la siguiente redacción:

“5. En el desarrollo de los trabajos a ejecutar en el marco de los títulos señalados en este artículo podrán aplicarse métodos geofísicos y geoquímicos de prospección, perforación de sondeos verticales o desviados con eventual aplicación de técnicas habituales en la industria, entre ellas, la fracturación hidráulica, la estimulación de pozo así como técnicas de recuperación secundaria y aquéllos otros métodos aéreos, marinos o terrestres que resulten necesarios para su objeto.”

Disposición final tercera. Modificación del Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos.

Se añade un nuevo párrafo e) al anexo I, Grupo 2, del texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, con la siguiente redacción:

“e) Los proyectos consistentes en la realización de perforaciones para la exploración, investigación o explotación de hidrocarburos que requieran la utilización de técnicas de fracturación hidráulica.”

Diario de Sesiones Pleno del Congreso de los Diputados 30 de mayo de 2013

En Soria, como en otros lugares de alto interés mediambiental, con esta legalización “espress”, fuera de sentido, en contra del interés general y solo a favor de “intereses económicos y especulativos”, el perjuicio no puede ser mayor. Existe la creencia que determinados grupos inversores, incluso, no quieren extraer gas, sino comerciar con las conceciones que logren para luego revendarlas, “inflando las existencias de gas”.

 No hay que olvidar que la extracción de gas por fractura hidráulica, reventando el terreno con explosiones con explosivos para conseguir dicha fracturación en profundidad. A continuación, se introduce un fluido a alta presión que se compone de agua, arena y aditivos químicos, parte de estos componentes (nocivos para las aguas y el medio ambiente) se quedan impregnados en el terreno entre un 15 y un 80 %; sustancias tipo cianuros, bencenos, xilenos y otras cancerígenas o mutágenas.

 Según el diputado socialista soriano, sorprende que Soria esté en el mapa, pero Canarias, tierra del Ministro, ya ha sido descartada (algo con lo que estamos de acuerdo, al igual que lo estamos para que no se utilice nuestra provincia) .

 El uso de la fractura hidráulica, técnica utilizada para extraer gas o petróleo del subsuelo, “está absolutamente descartado en Canarias” tanto por razones técnicas como económicas. “La técnica del ‘fracking’ en ningún caso se va a utilizar en Canarias”, pues “es inviable desde el punto de vista técnico y económico”.

 Subsecretario de Industria, Energía y Turismo, Enrique Hernández Bento  a la Agencia EFE  21/05/2013

 El PSOE antes de aprobarse esta técnica, en sus propuestas, quiere que una Comisión Técnica y de Estudio, evalue “pros y contras”, PARALIZANDO, mientras tanto, todo tipo de investigación, y actividad en la materia. Solo en el caso de que se demuestre que es inocuo (algo que no ha sucedido ya en Francia), avalado por informes científicos y técnicos citados, proceder a regular con estrictas y rigurosas garantías; delimitando zonas dónde “en ningún caso” podría realizarse este tipo de explotación. En este sentido, vía enmienda, ya se anticipó que en ningún caso se podría realizar en zonas protegidas o con acuíferos.

 Hasta ahora esta nueva técnica de extracción de gas no estaba autorizada expresamente, con el texto introducido por el PP, cuando finalice la tramitación parlamentaria lo estará “de tapadillo” y “por la puerta de atrás” en beneficio de la especulación y a costa del medio ambiente, la salud de las personas y el futuro propio de territorios como la provincia de Soria en el que las compañías petrolíferas podrán campar a sus anchas.

 La explotación vía fractura hidráulica “no es neutral e inocua”; por eso en EE.UU se realiza, principalmente, en zonas de desierto e incluso está cuestionada. Esta técnica, especialmente a Soria ,nos perjudica y los sorianos, que dieron un porcentaje importante de confianza al PP en las pasadas Elecciones Generales (por encima del 50 % de los votos) han de saber que este partido transforma su confianza en medidas, una vez más, que perjudican a Soria. Nos hipoteca en beneficio de la especulación del gas y en contra de nuestro futuro.

Proposición No de Ley del Grupo Socialista que ha de verse en Pleno.

Exposición de motivos

Para la explotación de determinados gases no convencionales que se encuentran depositados en formaciones geológicas de baja permeabilidad, normalmente pizarras o esquistos, en los últimos tiempos se ha venido desarrollando un sistema que permite el aprovechamiento de estos yacimientos, y que se ha denominado fracturación hidráulica o «fracking» en inglés. Este procedimiento consiste en la inyección de agua, arena y productos químicos a alta presión para fracturar las rocas entre las que se encuentre contenido el gas o el petróleo.

 La formación geológica está compuesta por niveles o estratos a grandes profundidades (hasta los 5 kilómetros), y en cuyos intersticioso micro-poros se encuentra el fluido que se desea extraer. Dado que no hay interconexión apenas apreciable entre dichos poros de la roca, al perforar la misma mediante un pozo vertical no se produce la migración del fluido, como si sucede en otras formaciones arenosas o de mayor permeabilidad. El sistema de fractura hidráulica consiste en provocar una rotura de los niveles rocosos con el objetivo de aumentar dicha permeabilidad.

La técnica consiste en realizar perforaciones horizontales en varios subniveles de cada formación geológica, con longitudes de entre 1 y 3 kilómetros, colocando explosivos en las mismas para, mediante voladuras, conseguir dicha fracturación en profundidad. A continuación, se introduce un fluido a alta presión que se compone de agua, arena y aditivos químicos. Este fluido arrastra el material almacenado en la roca, recuperándose en superficie como retorno.

Una parte de dicho fluido inyectado se pierde en el propio proceso, tratándose de una cantidad muy variable dependiendo de las condiciones de explotación en las que se encuentre la roca (entre un 15 % y un 80 %). Como aditivos químicos se emplean numerosas sustancias, como cianuros, bencenos, xilenos y otras cancerígenas o mutágenas.

 Todo ello genera una alta contaminación en los niveles freáticos más profundos, con la posibilidad de propagarse en el tiempo hacia niveles más superficiales. Además, estas explotaciones deben contemplar desde el punto de vista ambiental otros impactos como son los posibles efectos de metales pesados como el mercurio o del uranio.

 Ante esta situación, denunciada por diferentes instancias y grupos sociales, el Parlamento Europeo ha realizado un estudio sobre el impacto de esta técnica evidenciando la falta de normativa que regule esta actividad. Países como Francia ya se han puesto a desarrollar normativa para su control. La clara interferencia con las aguas subterráneas como recurso a proteger requiere de una valoración y del consiguiente control. Podemos afirmar que en la Unión Europea se está cuestionando la conveniencia de tales técnicas; así en países como Francia, Alemania o Gran Bretaña ya se cuestiona la legitimidad de la referida tecnología con la que con el objetivo de alargar la vida de los recursos gasísticos, que por otro lado están inexorablemente condenados a agotarse, ponen en grave peligro el suministro de otro recurso realmente indispensable: el suministro de agua potable.

 En Francia, el Parlamento ha prohibido la explotación de hidrocarburos mediante la fractura hidráulica y han revocado las autorizaciones que habían sido concedidas en virtud del Principio de Precaución recogido en el Tratado Constitutivo de la Unión Europea en su artículo 174.2 y en el que se establece que se deben adoptar las medidas de protección necesarias antes de que se produzcan daños cuando hay motivos razonables para temer que efectos potencialmente peligrosos puedan afectar al medio ambiente o a la salud humana, animal o vegetal, aunque los datos disponibles no permitan su exacta evaluación. En Alemania y en Gran Bretaña se está considerando la prohibición total de este tipo de técnicas y en Estados Unidos se están imponiendo moratorias con el objeto de estudiar mejor sus efectos.

 Este asunto también afecta a España. En toda la historia petrolera o gasística española se han perforado más de un millar de pozos con el objeto de extraer gas o petróleo y un dato objetivo y comprobable nos pone de manifiesto que en los últimos años la petición de permisos de exploración ha crecido de forma significativa en aquellas áreas en las que existen rastros de hidrocarburos. Dado que se han podido conocer las intenciones de su utilización dentro del territorio español, donde existen formaciones cuya explotación con otras técnicas convencionales no resulta rentable, entendemos que existe una necesidad urgente de regular esta práctica.

 Por todo ello, el Grupo Parlamentario Socialista presenta la siguiente

Proposición no de Ley

«El Congreso de las Diputados insta al Gobierno a:

1. Promulgar una moratoria para el uso de la técnica de explotación minera denominada fracturación hidráulica (fracking) en todo el territorio, suspendiendo con carácter inmediato las actividades que se estuviesen realizando en virtud de autorizaciones concedidas hasta la fecha, y prohibiendo la concesión de nuevas autorizaciones.

2. Constituir un grupo de expertos con la encomienda de elaborar un informe en el cual se evalúen los riesgos ambientales de toda índole ligados a las técnicas de fracturación hidráulica, u otras destinadas a la explotación del llamado gas no convencional.

 3. Remitir dicho informe al Parlamento, una vez haya sido concluido, a fin de que el mismo sirva de base para los trabajos de una ponencia o subcomisión que defina el contenido de una normativa reguladora para todo el Estado.»

Noticia relacionada:

paralizar procedimiento actual y exclusión permanente de zonas protegidas y acuíferos

Anuncios

Acerca de felixlavilla

Félix Lavilla Martínez, maestro, tengo mi destino en Soria. He sido Diputado del PSOE en la X Legislatura en el Congreso por la provincia de Soria y anteriormente senador, con la responsabilidad de portavoz del Grupo Socialista en el área de Industria, Comercio y Turismo

Publicado el junio 3, 2013 en Uncategorized y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: