El Gobierno Rajoy es directo responsable de los “hachazos sociales” y la degradación del Parlamento

Plaza Neptuno hoy a las 15.30 horas

He estado preocupado con la manifestación convocada hoy 25 de septiembre.

Existen, cada vez más, graves necesidades sociales que no son cubiertas y esto genera insatisfacción y malestar. El Gobierno Rajoy no da respuesta y encima las “aviva” con declaraciones “incendiarias” y recurre al recurso del miedo.

Por otro lado entiendo que “generalizar” no hace justicia.

Este malestar social canalizó una protesta que inicialmente, según parece, figuraba “tomar el Congreso” y que luego mutó a “rodear el Congreso”.

Existen muchas razones para protestar contra las medidas y recortes sociales que impone el Gobierno. No son de recibo las palabras de María Dolores de Cospedal cuando afirma que  son “por su bien y que se acabarán alegrando, con el tiempo”, ya que son “incendiarias” y una clara provocación que incrementa el malestar ciudadano.

Existen muchas razones para exigir una mayor vitalidad del Parlamento para que lleguen las demandas ciudadanas.

Todo eso lo entiendo, lo comprendo y lo apoyo.

No comparto, desde mi derecho democrático, la convocatoria inicial generalizada de “tomar el Congreso” sin diferenciar, como Institución,  aunque respeto, especialmente,  las causas que provocan el malestar de las personas que están sufriendo los recortes del Gobierno .

Tampoco comparto la intervención policial, parece que desmedida, especialmente en la estación de Atocha (absolutamente injustificable),  dónde los ciudadanos se vieron atrapados injustamente;  ni la violencia gratuita procediera de dónde procediera (de nadie), pero sí entiendo que se protegiera, como legalmente corresponde, el acceso al Congreso de los Diputados.

En la desafección de la política con los ciudadanos tiene una responsabilidad muy directa el Gobierno del PP y Mariano Rajoy con sus incumplimientos electorales.

En todo lo que tiene que ver con el Congreso (especialmente con los primeros mensajes que hacían referencia a “tomar el Congreso”), es preciso recordar que la Constitución Española establece en el artículo 66:

Artículo 66
    1. Las Cortes Generales representan al pueblo español y están formadas por el Congreso de los Diputados y el Senado.

    2. Las Cortes Generales ejercen la potestad legislativa del Estado, aprueban sus Presupuestos, controlan la acción del Gobierno y tienen las demás competencias que les atribuya la Constitución.

    3. Las Cortes Generales son inviolables.

La Constitución Española establece que los diputados serán elegidos por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto, en los términos que establezca la ley, por lo tanto, en base a esos principios, las leyes para la elección pueden cambiar. También el artículo 68 determina el principio de “proporcionalidad”  en cada circunscripción.

Luego la manifestación se orientó a “rodear el Congreso”, que no es exactamente lo mismo que “tomar el Congreso”, que quedaría claramente, a mi entender, fuera de la legalidad.

Comprendo que exista malestar social, pero una convocatoria “global y generalizada” hacia el Congreso no la comparto, aunque como es lógico la respeto si cumple con los requisitos para los que se autorice, como no podría ser de otra manera.

Es un terreno delicado, ¿qué alternativa existe a la representación parlamentaria y la democracia representativa?. Otra cosa es que el derecho de manifestación que canalice las razones que tienen los ciudadanos ante el incumplimiento electoral, que tiene un sujeto, que no hay diluir: el Gobierno del PP.

Debemos recordar que el Congreso de los Diputados se compone de 350 diputados y diputadas y existe, porque el pueblo así lo ha votado una mayoría absoluta (entre los que votaron al PP y los que no votaron). La composición de  l Congreso se distribuye de  de la siguiente forma:

TOTAL 350

Comparto con muchos de los manifestantes la sensación de degradación que se produce en el Congreso cuando, por ejemplo, nos enteramos por el Parlamento de Alemania de las consecuencias del “rescate financiero” de 100.000 millones de euros, tras la crisis de Bankia.

No comparto la “globalización” de la responsabilidad.

Existe una mayoría parlamentaria, el PP, que ha sido votada por el pueblo que es quien tiene la responsabilidad mayoritaria en las decisiones que se aprueban y en permitir que se gobierne “a golpe” de 27 Decretos Leyes. Quiero decir con claridad que el PSOE (y otros partidos) se han opuesto.

Podría entender, y en eso lo comparto con personas que ayer se manifestaron, que el Presidente del Gobierno y el PP están incumpliendo “todo” su programa electoral que les permitió obtener la mayoría absoluta. Están en su perfecto derecho en exigir a quién tiene “la llave” de la mayoría absoluta (el PP) que exijan la dimisión de Rajoy y la convocatoria de nuevas elecciones.

Estoy de acuerdo en que se profundice, además, la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones, que se refuerce la transparencia y muchas más reivindicaciones. No estoy de acuerdo en la crítica generalizada “a los políticos”, no por lo que me pudiera tocar, porque cada cual es responsable de lo que vota a favor, no de lo que se opone (con el instrumento democrático) que la sociedad nos ha dado el voto. Generalizar, aunque parezca un contrasentido, exime de responsabilidad a quien está cometiendo un “fraude electoral” con las medidas más injustas y sangrantes de la democracia, porque precisamente “diluye” en el colectivo esta responsabilidad.

Hay que votar para elegir, si no otros lo hacen y se conforman las mayorías parlamentarias (por ejemplo ahora la mayoría absoluta con la que cuenta el PP), por eso, considero, que es un error no votar. Podemos valorar lo que sucedió en la Comunidad de Madrid o en las Elecciones Generales.

El día 15 de septiembre, según las organizaciones convocantes, más de 500.000 personas se manifestaron en contra de los recortes antisociales del Gobierno. Ayer más de 10.000 personas se manifestaron “rodeando el Congreso”.

No sería bueno desviar la atención, en mi opinión, del principal sujeto causante del malestar ciudadano con sus medidas “antisociales”: el PP; puesto que tienen  la responsabilidad de Gobierno, la mayoría absoluta en el Congreso y la principal responsabilidad política en el origen y profundización de la fractura social, cada vez mayor, que está sembrando con la ciudadanía.

Anuncios

Acerca de felixlavilla

Félix Lavilla Martínez, maestro, tengo mi destino en Soria. He sido Diputado del PSOE en la X Legislatura en el Congreso por la provincia de Soria y anteriormente senador, con la responsabilidad de portavoz del Grupo Socialista en el área de Industria, Comercio y Turismo

Publicado el septiembre 25, 2012 en Uncategorized y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: