La “tasa Tobin” para compensar mínimamente la especulación y el movimiento del dinero

Yo estoy de acuerdo en implantar la “tasa Tobin”.

Es cierto que muchos autodenominados “liberales” (ubicados principalmente en los sectores conservadores y en España en el PP) están en contra. Para “enredar” con las ventajas de su implantación lo confunden con las dificultades que podrían existir para su implantación. Pero en un mundo globalizado dónde los capitales se mueven de extremo a extremo, si hay voluntad política, es posible resolver los problemas para implantarla.

Esta tasa se ha puesto de actualidad por los excesos y la especulación sin medida del mundo financiero que han causado la crisis internacional que ahora padecemos y el esfuerzo, que encima se pide a los ciudadanos para evitar que el sistema quiebre, con lo que las consecuencias podrían ser traumáticas, han puesto de actualidad la  tasa Tobin.

La tasa Tobin, según podemos leer en Wikipedia,  es una propuesta de impuesto sobre el flujo de capitales en el mundo sugerido a iniciativa del economista estadounidense James Tobin en el año 1971, quien recibió el Premio Nobel de Economía en 1981, cuya instauración a nivel internacional ha sido propuesta e impulsada por el movimiento ATTAC,[1] y por personalidades como Ignacio Ramonet, cuya implantación está siendo considerada con motivo de la crisis económica de 2008-2010.

Los movimientos por una globalización alternativa opinan que los ingresos que este impuesto produciría podrían ser una importante fuente de financiación para combatir la pobreza en el mundo.

También se le llama la “tasa Robin Hood“, cobrar a los ricos para repartir entre los más pobres.

Por si fuera poco y por eso de animar a cobrar “algo” a los causantes de esta grave crisis financiera internacional, agravada en España por la burbuja inmobiliaria, que a su vez (por la falta de controles bancarios agrava el problema del crédito), invito a ver  Inside Job (también conocida como Trabajo confidencial y como Dinero Sucio) es un documental de 2010 sobre la crisis financiera de 2008 dirigido por Charles Ferguson. Se estrenó el 16 de mayo en el Festival de Cannes de 2010 y recibió el Premio Óscar Mejor Documental en 2011.[1] Ferguson ha dicho que trata sobre “la sistemática corrupción de los Estados Unidos por la industria de servicios financieros y las consecuencias de dicha corrupción.” Esta película abunda en las causas de la crisis financiera mundial provocada por las hipotecas ‘subprime’ y señala a sus responsables; aquí en España podría ampliarse a la crisis inmobiliaria, esa crisis que Rodrigo Rato negó como publica el periódico El Mundo el pasado día 28 de noviembre de 2003.

Que la sociedad recupere “algo” vía tasa para compensar los daños que causa la especulación del dinero es tan viable como necesario. Cierto es que para que sea viable tenemos que buscar la implicación internacional, pero esto no es nada más que un camino que debemos andar para implantarla.

Anuncios

Acerca de felixlavilla

Félix Lavilla Martínez, maestro, tengo mi destino en Soria. He sido Diputado del PSOE en la X Legislatura en el Congreso por la provincia de Soria y anteriormente senador, con la responsabilidad de portavoz del Grupo Socialista en el área de Industria, Comercio y Turismo

Publicado el junio 24, 2011 en Uncategorized y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: