“el perdonavidas”

 

Antonio Pardo, fotografía Heraldo de Soria

 “palabra por palabra”

domingo 16 de enero
  
Sección semanal de opinión provincial
  

 

 

 

 “el perdonavidas “

perdonavidas

(De perdonar y vida).  1. com. coloq. Baladrón, persona que presume de lo que no es y se jacta de valiente.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados
 

El pasado viernes el Grupo Socialista en la Diputación Provincial de Soria puso en envidencia “las formas poco democráticas” del Presidente de la Diputación, Antonio Pardo,  ya que sustituye la representación democrática de un ayuntamiento por su partido, aunque este esté en la oposición para trasladar a un ministro (en este caso el de Fomento) las supuestas peticiones municipales, que no son otra cosa que intentar montar un “numerito” – escrito en la sede del PP – para salir al día siguiente en la prensa en la inauguración de un tramo de autovía.

Ante la petición de dimisión del “brazo chulesco de Angulo”, Antonio Pardo, dijo que “perdonaba” a los diputados socialistas y eso que el portavoz socialista y Alcalde de AlmazánÁngel Nuñez, le había dicho “la Diputación no es su cortijo”.

Según el proceder de Pardo en cualquier institución que no gobierne su partido sencillamente habría que sustituir el resto de concejales por ediles “peperos” que representarían en exclusiva a este ayuntamiento. Desde un punto de vista intelectual si solo queda un partido, el suyo, sustituimos la democracia por el “partido único”, por supuesto el de Pardo. ¿Cómo llamamos a quienes piensan así?.

Se permitió el lujo de polemizar públicamente con la (hasta no hace mucho todopoderosa) Vicepresidenta 1ª de la Junta de Castilla y León, María Jesús Ruíz, cuando en el periódico Heraldo de Soria de fecha 25 de septiembre decía: ” Si [Ruiz] quiere sacar a la calle el debate del partido, creo que se equivoca, y el partido tomará nota”. Y la verdad que unos meses después la amenaza se convirte en realidad produciéndose  “la venganza en Ágreda” , la localidad de natal de Ruíz.

Pardo debería saber que para que exista perdón, previamente ha de existir “ofensa”, ¿dónde está la ofensa en defender que a los ayuntamientos, institucionalmente, los representan democráticamente los alcaldes que han sido elegidos por los ciudadanos?.

Misericordioso Pardo, quizás haciendo méritos para “el Papado”, perdona, anulando la  presunción de inocencia, atribuyendo culpabilidad sobre su exclusivo criterio subjetivo, basado en su convencimiento, un subjetivo juzgador (no autorizado por falta de potestad) para convertir en reo a quien señala con el dedo. 

El “juzgador no autorizado” según Diario de Soria en artículo de José Sosa, dice que la petición de dimisión “es para buscar titulares”, y se expresa “un invitado” a la apertura de un tramo de autovía por parte del Ministro de Fomento, José Blanco, que sin tener nada que aportar, montó un “numerito” para salir en los titulares. Él cada mañana se mira al espejito y él es así, no podía ser no intentar “chupar titulares” en tan importante acontecimiento. 

Pero a Pardo el titular de prensa” le salió por la culata; el Ministro de Fomento, José Blanco, consciente del numerito, bajó a la arena política y en sus mismas narices le recordó los 8 años en los que el partido de Pardo no hizo nada por Soria, y además le dijo mientras algunos llenáis con palabras los periódicos, otros aportamos el dinero para que las obras que Soria necesita se abran al tráfico.

Volviendo  “al acto chulesco del perdón”,  es medieval, gracioso, caprichoso, potestativo, subjetivo … una “chulería más”. Pero esta situación tiene solución. Si los sorianos que piensan en confiar posiblemente en el PP en las elecciones municipales, antes de depositar su papeleta reflexionan un poco y piensan que su voto va para Pardo, muchos se lo pensarán.

Tenemos la obligación de continuar trabajando duro para presentar una alternativa en la Diputación Provincial.  

Soria no soporta la incompetencia política  manifiesta de Pardo (cierre residencia de Ágreda, despoblación, “campeón del paro”, deficiente gestión del personal, nula capacidad de escuchar, sectarismo, prepotencia política, etc)  adornada, además, con una chulería política cuyas dimensiones todavía ni se han encontrado.

Más que simular al Papa otorgando “perdones”, Pardo se parece más a los bravucones de las obras de teatro clásico bien necesitado de un escarmiento electoral político en las urnas.

Lo de Pardo y su chulería política tiene solución, se llama democracia.

Anuncios

Acerca de felixlavilla

Félix Lavilla Martínez, maestro, tengo mi destino en Soria. He sido Diputado del PSOE en la X Legislatura en el Congreso por la provincia de Soria y anteriormente senador, con la responsabilidad de portavoz del Grupo Socialista en el área de Industria, Comercio y Turismo

Publicado el enero 16, 2011 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: